23 de noviembre de 2009

Incertidumbres


Claroscuro de tu anatomía,
dejándome llevar por tí,
pisando arena mojada
haciendo crujir hojas,
respirando frío,
regando flores sin pétalos
ni añiles, ni fucsias...
Rayos de sol,
sonrisas en el olvido,
húmedas lágrimas recorriendo mi rostro,
 y tus manos, tus significativas manos,
discentes y huecas apretando mi aliento.
Tus manos dispersando ideas,
hilvanando promesas,
más veces incumplidas que ciertas,
despeñándome por el balcón de los sueños,
ya sin música, sin olores, tras tu ausencia.
Mareas rojizas, vientos del sur,
tenue rayo equidistante siempre
guardando un no sé qué,
conforman el contexto.
La incertidumbre habita al final del túnel,
sin voz, sin miradas, sin gestos...
Sórdido silencio impregnando
las huellas trazadas en el recuerdo.
Barcas sin remos, caballos desabridos,
caminos preñados ya sin pasos andados,
ahogan mis deseos.
Hoy inevitablemente te evoco de nuevo.
(Blanca Flores Cueto, aún inédito).

1 comentario:

  1. Estaba claro que no podrias estar en silencio mucho tiempo.

    ResponderEliminar